Guadalajara, Jalisco a 21 de agosto de 2017

 

Maestro Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, Gobernador Constitucional del Estado de Jalisco.

Magistrado Ricardo Suro Esteves, Presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Estado de Jalisco. 

Diputado Miguel Ángel Monraz Ibarra. Presidente del Honorable Congreso del Estado de Jalisco.

Maestro Roberto López Lara. Secretario General de Gobierno. 

General de División, Diplomado de Estado Mayor, Eduardo Emilio Zarate Landero, Comandante de la Quinta Región Militar.

Magistrado Álvaro Augusto Pérez Juárez, Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México. 

Maestro Juan Enrique Ibarra, Secretario General del Ayuntamiento de Guadalajara y representante en este acto del Ingeniero Enrique Alfaro Ramírez, Presidente Municipal de Guadalajara.

Maestro Bogar Salazar Loza, Presidente de la Asociación Estatal de Jueces. 

Magistrados, Consejeros y Jueces de los Poder Judiciales de las Entidades Federativas,

 

A todos muy buenos días,

 

Es un gusto poder reunirnos el día de hoy en esta ciudad tan hermosa tanto por su parte histórica como por su modernidad, dualidad que distingue este bello Estado.

 

Quiero agradecer fraternalmente al Presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Estado de Jalisco, Magistrado Ricardo Suro Esteves, por la organización en esta Reunión Nacional, y por todo el liderazgo Judicial en Jalisco en los grandes retos de la justicia mexicana. Sé del gran esfuerzo que se ha puesto para llevar con éxito los trabajos que hoy damos inicio y lo felicitamos Presidente a Usted y a todo su equipo de trabajo.

 

De igual forma quiero agradecer, al Gobernador del Estado, Mtro. Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, por recibirnos estos dos días, y acompañarnos el día de hoy en este acto inaugural de una jornada que estoy seguro será muy provechosa para la justicia de nuestro país. Gobernador muchas gracias.

 

Asimismo quiero agradecer de manera especial al Magistrado Álvaro Augusto Pérez Juárez, Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la ciudad de México, por su decisivo apoyo en la organización de este evento.

 

Hoy nos encontramos reunidos en su mayor parte servidores públicos que tenemos como labor la difícil tarea de Juzgar. Una tarea de la cual la sociedad demanda se ejerza con honradez, independencia, imparcialidad, profesionalismo, y de manera pronta.

A nosotros nos corresponde el papel que indudablemente será siempre juzgado por alguna de las partes, ya que al impartir justicia una de éstas será insatisfecha con nuestras decisiones.

Los juzgadores debemos contar con una profunda comprensión de la función que realizamos, y estoy seguro que esta comprensión es lo que nos hace estar hoy aquí reunidos.

El constante cambio de nuestra sociedad obliga a las instituciones modifiquen su actuar. Es por esto que las autoridades encargadas de impartir justicia debemos ser estudiosos perpetuos del derecho y actualizarnos en la práctica, doctrina y jurisprudencia.

De aquí, que el intercambio de experiencias que se dan en el seno de estas reuniones, es el camino idóneo para perfeccionar nuestra labor.

No cabe duda que las grandes reformas a nuestras leyes, traen grandes cambios dentro de los Poderes Judiciales de los Estados, como encontramos en materia de oralidad mercantil, en materia civil y en justicia para adolescentes.

En ese sentido, es que las reuniones de las redes que se llevarán a cabo dentro de la Reunión Nacional de Juzgadores, son las materias que hoy en día preocupan y por ello ocupan un espacio en nuestra agenda.

Existen estados que cuentan ya con un gran avance en los sistemas a implementar, aprovechemos estas experiencias para llevarlas a nuestras entidades y ponerlas en marcha.

Me permito hacer una especial mención en materia familiar, los niños y niñas y su futuro, es uno de los temas más sensibles que nosotros atendemos.

 

Como juzgadores tenemos la obligación de impartir la justicia familiar tomando en cuenta el interés superior del menor, y preservar los derechos de los niños y niñas que comparezcan a juicio, con total respeto a sus garantáis y al ejercicio pleno de sus derechos.

En esta misma inercia, es que hoy las autoridades de los Centros de Convivencia Familiar Supervisada se reúnen a fin de intercambiar buenas práctica y potencializar la labor que se realice dentro de estos Centros de convivencia.

La Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia, CONATRIB, está comprometida con nuestros servidores judiciales y con los ciudadanos.

Seguiremos realizando estos foros que fortalecen nuestro actuar jurisdiccional, labor que contribuye a generar un ambiente de estabilidad, seguridad jurídica, coadyuvando eficazmente a mantener la paz y la tranquilidad social.

Enhorabuena y muchas gracias.