La Comisión Nacional tiene por objeto y fines:

  1. Fomentar y fortalecer los vínculos de colaboración, coordinación y cooperación entre sus miembros de acuerdo a las particularidades y generalidades de los mismos en el contexto de renovación, modernización e innovación de la administración de justicia; así como las relaciones con las instituciones nacionales e internacionales que faciliten o favorezcan los propósitos de la Comisión;
  2. Consolidar la administración de justicia del fuero común, con base en los principios de independencia, imparcialidad, objetividad, excelencia y profesionalismo;
  3. Elaborar un plan general y los programas institucionales de desarrollo para el mejoramiento de las actividades de la propia Comisión;
  4. Eficientar las condiciones para el ingreso, formación, promoción y permanencia de quienes sirvan a los Poderes Judiciales de los Estados a través de programas orientados al desarrollo de la carrera judicial;
  5. Actualizar y modernizar las instituciones, procedimientos y sistemas de la administración de justicia, para impartirla de manera pronta, completa e imparcial y con absoluto respeto a los derechos humanos;
  6. Propiciar el perfeccionamiento de la normatividad que incida en la administración de justicia, procurando su revisión permanente para su debida adecuación y actualización;
  7. Apoyar la investigación, la docencia, la difusión de la cultura jurídica y la ética judicial; el intercambio de conocimientos y experiencias que favorezcan el desempeño de la función jurisdiccional;
  8. Evaluar periódicamente las actividades desarrolladas, así como la ejecución de los acuerdos tomados por la Comisión;
  9. Cumplir con los acuerdos tomados en los Congresos, propiciando las acciones que sean necesarias para alcanzar las metas señaladas en el plan general y programas institucionales;
  10. Fomentar y fortalecer los vínculos con otras asociaciones con objetivos similares e incorporarse a aquellas que aprueba la Asamblea;
  11. Emprender acciones para lograr la independencia y autonomía financiera de los Poderes Judiciales locales;
  12. Establecer y mejorar las relaciones de cooperación con Universidades e instituciones de educación superior, así como con agrupaciones profesionales;
  13. Analizar y estudiar las instituciones, códigos, leyes, reglamentos, normas, procedimientos y sistemas operacionales en la búsqueda de una impartición de justicia continuamente eficaz, para vincularlos con la ciencia, la tecnología y el desarrollo social del país; y
  14. Las demás actividades para el cumplimiento de sus objetivos.