COMUNICADO DE PRENSA

No. 5/2016


Ciudad de México, 28 de abril de 2016. 

 El presidente de la Conatrib pronunció un discurso en el acto Justicia Cotidiana, en el que planteó que no se pueden tener funciones de justicia de primera clase en algunos lados y de segunda en otros.

Refrendó al presidente Enrique Peña Nieto la voluntad de las 32 judicaturas locales del país para avanzar, cambiar para mejorar y de ser instituciones confiables.

   DSC_8509

El presidente de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos (Conatrib), magistrado Edgar Elías Azar, refrendó ante el jefe del Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto, el compromiso de las judicaturas locales para hacer más eficiente la justicia cotidiana, y planteó al primer mandatario la necesidad de acompasar e igualar el paso de todos los gobiernos estatales, a fin de marchar a un mismo ritmo y sentido en tales esfuerzos.

 

“No podemos tener funciones de justicia de primera clase en algunos lados y de segunda en otros”, enfatizó en Palacio Nacional, y aseguró que del fuero común hay 32 versiones locales, pero una sola presencia en la voluntad de avanzar, cambiar para mejorar, y de ser instituciones confiables, creíbles y eficaces para quienes demandan sus servicios.

En el acto Justicia Cotidiana, en el que se presentaron las conclusiones de las mesas de trabajo para mejorar diferentes rubros de la justicia más allá del ámbito penal, el magistrado reconoció a la administración del presidente Peña Nieto como la primera que en décadas atendió con voluntad resuelta a la justicia del fuero común.

“Usted no nos miró como el pariente pobre. Usted nos ha dado nuestro lugar, y no tenemos más que agradecerle y responder con trabajo y responsabilidad social”, expresó Elías Azar al presidente Peña Nieto.

DSC_8508

El también presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, quien recibió en el acto un reconocimiento por su destacada participación dentro de los Diálogos por la Justicia Cotidiana, afirmó que ahora mismo se vive una revolución pacífica de la justicia en el país, que paulatina y tenazmente cumplirá con su cometido de dar a cada quien lo suyo, de mejor manera, más comprometida y, sobre todo, mejor atendida.

 

Elías Azar recordó que la función judicial del fuero común, reunida en la Conatrib que preside, es la que vive de cerca a las personas, sus demandas de justicia cada día, pero más todavía, sus esperanzas de solución correcta de sus conflictos, que pasan por contratos incumplidos, de vivienda, de herencias o de extinciones de vínculos familiares; asimismo, del trabajo o de la tierra.

 

El magistrado reiteró que el presidente Peña Nieto tomó en cuenta a la judicatura local en el esfuerzo de mejorar la justicia cotidiana, y le pidió que, del mismo modo, cuando se dé el proceso legislativo para modificar diversas leyes a la luz de lo propuesto en el seno de los Diálogos por la Justicia Cotidiana, se les tome en cuenta para aclarar dudas al Poder Legislativo con la sola arma que es la experiencia de la justicia cotidiana.

DSC_8596