El Poder Judicial de Nuevo León realizó el 7º Foro de Escuelas Judiciales en el País, con el objetivo de reflexionar sobre el papel estratégico que tienen dichas instituciones en la administración de justicia.

El foro es impulsado tanto por la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos, así como por la Red de Escuelas Judiciales de los Estados de la República Mexicana, y pretende dar continuidad a diversos Acuerdos tomados por el primer organismo, durante el año 2016, relativos al perfil de juez nacional y al diagnóstico de necesidades de capacitación.

El evento fue inaugurado por el magistrado Carlos Emilio Arenas Bátiz, Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura; el maestro Rafael Antonio Torres Fernández, Director General del Instituto de la Judicatura de Nuevo León; el doctor Luis Felipe Esperón Villanueva, Secretario Técnico de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos; y el doctor Víctor Manuel Rojas Amandi, Secretario General de la Red de Escuelas Judiciales de los Estados de la República Mexicana, REJEM.

Al dar la bienvenida al Foro, el Director del Instituto de la Judicatura de Nuevo León expresó que hay conciencia de que los requerimientos y necesidades de los operadores del sistema judicial son variantes, pues deben adaptarse a los requerimientos y exigencias que tiene la sociedad.

“Las escuelas judiciales hemos transitado en un proceso de acercamiento y de mayor contacto y comunicación que ha favorecido el intercambio de ideas, compartir experiencias exitosas y la consolidación de sinergias para lograr objetivos comunes”.

El doctor Luis Felipe Esperón Villanueva enfatizó que cada Poder Judicial en el país debe contar con una sólida estructura interna en la que la capacitación resulte ser un órgano vital, a través de los institutos de capacitación o escuelas judiciales.

“Los funcionarios judiciales deben mantener una visión periférica no sólo de la evolución del derecho, sino de los cambios que día a día se producen en su entorno social, esto con el fin de no quedar descontextualizados y, con ello, convertidos en simples operadores de las normas frente a una sociedad que más allá de esperar comprender el complejo lenguaje jurídico, requiere entender la justificación en la decisión del juez al resolver, pues esa falta de entendimiento puede generar, sin duda, una desconfianza sobre el papel de la justicia en la solución de los conflictos que se generan entre los miembros de la sociedad. Esta crisis del papel de la justicia y de sus operadores debe ser combatida desde todos los frentes”.

“Sólo a través de juzgadores y funcionarios públicos que se mantengan a la vanguardia del contexto jurídico podrá garantizarse la eficacia del sistema de justicia”, enfatizó al señalar el apoyo de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia para que las escuelas e institutos de capacitación logren sus fines.

“Expresamos y refrendamos el compromiso constante con la formación y preparación de los juzgadores y funcionarios judiciales, así como con la invaluable labor que realiza cada una de las instituciones de educación judicial de nuestro país.

Víctor Manuel Rojas Amandi, Secretario General de la REJEM, consideró que ha faltado asumir una estrategia en la que se visualice a la RED no sólo como la suma de organizaciones de capacitación judicial locales, sino como una unidad con identidad nacional.

“Como unidad académica de carácter nacional, podremos competir por recursos financieros estatales, nacionales e internacionales para consolidar la cooperación entre nosotros mediante el desarrollo de proyectos de investigación aplicada en temas de justicia cotidiana y de publicaciones de alcance nacional e incluso internacional, y para allegarnos de mejores herramientas para la capacitación judicial”.

Al tomar la palabra, el magistrado Arenas Bátiz expresó que con el paso de los años las escuelas judiciales se han ido fortaleciendo y han ido reenfocando sus esfuerzos para adecuar la formación y capacitación de los actuales jueces a las grandes transformaciones jurídicas que se han venido presentando.

“Gradualmente han venido evolucionando hasta tomar ahora un enfoque básicamente profesionalizante de la labor concreta de los juzgadores, desarrollando habilidades y competencias en las materias que son su práctica cotidiana”.

Parte de la función del juez es actualizarse y profesionalizarse de manera constante, dijo, y la escuela judicial representa la vía para hacerlo.

Agregó que el perfil del juzgador debe incorporar el desarrollo de prácticas de servicio que le permitan transmitir al justiciable la idea de imparcialidad; se trata de “cómo debemos tratar a los justiciables para que estos se sientan en igualdad de circunstancias”.
“Cuando los justiciables reciben un trato igualitario y un servicio de acuerdo a normas y doctrinas de la justicia procedimental moderna, la percepción de que el fallo fue justo, se incrementa”.

Los cambios y nuevas exigencias requieren de un nuevo perfil de jueces que sea más humano y empático, expresó.

“Más consciente del papel que juega en el engranaje social en términos de pacificación de conflictos y construcción del Estado de Derecho. Todo ello representa un enorme reto no sólo para quienes ejercemos la función jurisdiccional sino también para las instituciones públicas encargadas de la formación de los futuros y los actuales juzgadores”.

El encuentro contempla el desarrollo de temas como: “El impacto de la oralidad y el control difuso en el perfil del juez local” y “Retos y perspectivas de la educación judicial”, en conferencias a cargo del doctor Pedro Antonio Enríquez Soto, Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Nayarit; y del doctor Sergio Javier Medina Peñaloza, Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México.

Participantes de diversos estados del país, asistentes al encuentro, trabajarán en paneles y mesas de trabajo en los que se tratarán temas relacionados a la formación y preparación de jueces, al diseño y evaluación de cursos de formación inicial y capacitación continua, así como a los retos y perspectivas de la educación judicial.

En sesiones plenarias, miembros de la Red de Escuelas Judiciales desarrollarán temas referentes a la conformación de un sistema de estadística de las escuelas o institutos de la Red, que incluya informaciones como cursos, diplomados, programas académicos de todo tipo y la formación de una red de investigación sobre temas judiciales.

Comunicado no.

CONATRIB/YUC/02-2017